Biografía de Arsenio Aguirre

Biografía de Arsenio Aguirre

Arsenio Aguirre nació el 28 de agosto de 1923 en Juncal, provincia de Santa Fe, pero luego sus padres se trasladaron a Rosario. Su padre, Arsenio Aguirre, fue también cantor, muy buen guitarrista, un lírico... Sabía perfectamente lo que significa hacer del canto una vocación y a la vez un medio de vida, y por eso no quiso para el hijo los sacrificios que él había sufrido en carne propia, y le deseó para un destino más fácil o más alto... Pero su madre, Elena Aranda de Aguirre alentó en Arsenio la inquietud tremenda que siempre sintió por la guitarra. Y, por fin, no se pudo con él, porque todo era, desde niño, ver una guitarra y emocionarse, perderse... Su padre -que amaba hondamente la guitarra- debió sobrevivir con mil oficios. Entre ellos panadero. Pero los sábados y domingos eran suyos... y a su casa de la calle Isabel la Católica caían los amigos. Arsenio Aguirre se crió escuchando guitarras...

LA GUITARRA PROHIBIDA

Arsenio Aguirre tuvo durante no poco tiempo -según adelantamos- la guitarra "prohibida". Era como si su padre quisiera restarlo a los dolores y trajines que derivan de volcarse totalmente hacia el canto y la armonía rasgueada, para vivir, o malvivir, de ello. Aprendió la guitarra misteriosamente... Tenía 11 ó 12 años cuando su padre enfermó. En ese ínterin, él enseñaba guitarra para que entraran a su casa algunos pocos pesos. No faltaba el mate, porque se enseñaba en casa de criollos, y el chico era el cebador. ¡Cuántas veces se habrá quemado las manos con el agua caliente, porque estaba más atento a la lección que su padre daba a otros, que al mate! Para aquel tiempo se habían mudado ya a la calle Virasoro 1460, en Rosario. Arsenio no sacaba los ojos del diapasón cada vez que su padre daba sus lecciones. En los momentos libres, tomaba la guitarra a escondidas. Y cuando quiso acordarse, tocaba un poquito... Un día lo descubrió... Fue una tarde de invierno. Se quedó sorprendido. Su madre le insistió: "¿Ves? Tenés que enseñarle...". Lo había vencido con su tremendo entusiasmo. Su padre comprendió, porque era criollo... Desde entonces, comenzó a enseñarle. Cuando falleció, Arsenio se convirtió en improvisado jefe de la familia (tenía 13 años), tuvo que dejar sus estudios primarios para salir a trabajar. Vendió diarios y caramelos por la calle. Pero la guitarra siguió fascinándolo siempre... Frente a su casa había un almacén, al que caían guitarreros y payadores. Cuando iba a hacer algún mandado, se "prendía". Aquello era el gusto de cantar, el gusto más lindo de la vida, sacar lo que se tiene adentro, en el canto. Así, preguntando, fue aprendiendo, perfeccionando su ejecución en la guitarra. Fue, en todo, autodidacta...

UN JUICIO DE MARIA LUISA ANIDO

Un día Arsenio Aguirre le pidió a la gran guitarrista María Luisa Anido que lo ayudara, pues quería perfeccionar su técnica. "Lo que usted hace está muy bien en el camino que ha elegido. Su técnica de ejecución indica que usted se ha preocupado por estudiar, por elevar sus recursos de guitarrista." Fue para Arsenio Aguirre un honor, un alto estímulo...

Andar y andar parece haber sido el destino de Arsenio Aguirre. Entretanto, han quedado sus canciones en el camino, jalonando los rumbos de su emoción. Cantor y guitarrista, comenzó su actuación por LT 2 de Rosario, a los 17 años de edad, como acompañante. Acompañó con su guitarra a "Los Troperos de Pampa de Achala", a Nelly Omar, a Héctor Mauré (en la interpretación de tangos). También Arsenio Aguirre fue uno de los cuatro guitarristas de Margarita Palacios, y primer guitarrista de Ima Sumac, con quien recorrió todo nuestro país. A partir de 1952 Aguirre se hizo solista y dejó de ser acompañante. En sus actuaciones no se limitaba a interpretar una camposición determinada, sino que conversaba con el público, volcando lo mucho que había visto y vivido en sus andanzas por América, explicando el carácter de la composición interpretada, sóbre todo si se trataba de música del Altiplano y de otros ámbitos, que exige un conocimiento especial para captar más completamente su sabor. Así llevó a la guitarra las canciones de los indios chapacos, gentes de Tarija (Bolivia), que hablan un castellano del tiempo de la conquista, ingenuos seres que todo lo dicen con coplas y entre los que la declaración amorosa toma la forma de una verdadera relación, un diálogo versificado e improvisado según las circunstancias.

En la sección de Folclore Argentino Así nació esta canción nos ocupamos de dos temas de Arsenio Aguirre: Guitarra trasnochada y El quiaqueño, ambos incluidos en el Cancionero. También muy conocida es su zamba La dejé partir.

Arsenio Aguirre falleció el 18 de octubre de 1990 en Rosario. El 6 de octubre de 2005 fue declarado Ciudadano Ilustre post mortem de la ciudad de Rosario.